¡No te alejes de los dominios!

lunes, 11 de noviembre de 2013

Capítulo 17 (perspectiva de Erick)

Capítulo 17 – Discusión entre Erick y Matheo

Nota de la autora: (Esta escena NO aparece en La Conexión porque Vanessa no estaba con ellos cuando esta discusión sucede, pero les aclarará qué sucede entre Erick y Matheo justo antes de que Matheo se marcha solo a Londres) CONTIENE SPOILERS

Matheo lanzó las espadas contra la cama y se volvió hacia mí, mientras yo cerraba la puerta de la habitación con rapidez a sabiendas de que se aproximaba una confrontación con mi mejor amigo, y la verdad es que no deseaba que Vanessa escuchara lo que el paladín estaba a punto de decirme. Las peleas entre nosotros no eran inusuales, pues a pesar de querernos como hermanos, nuestras personalidades en ocasiones chocaban de manera estrepitosa, y en más de una vez las acaloradas discusiones habían terminado en golpes. Sin excepción habíamos sido capaces de resolver todas y cada una de nuestras diferencias, sin importar lo extremas que éstas fueran, pero era a causa de la franqueza y del cariño que muchas veces estas peleas ascendían hasta límites descomunales. Y algo me decía que ésta sería una de esas.
            - ¡Tienes que decidirte! – me gritó Matheo en cuanto se volvió hacia mí.
            - ¿Decidirme en qué?
            - ¡Por favor, hermano! ¡No te hagas el idiota ahora! ¡Sabes muy bien de lo que estoy hablando!
            Sí, lo sabía. Nessa. Pero aún así insistí: - ¿Decidirme en qué?
            - ¡Por todo lo que es sagrado, Erick! ¿La amas o no la amas? ¡La enamoras y luego la alejas! ¡La lastimas una y otra vez aún sabiendo la intensidad de sus sentimientos por ti! ¿Cuál es tu jodido problema?
            - ¿Y esto es de tu incumbencia por qué…?
            - Sabes muy bien por qué – la voz de Matheo había descendido hasta convertirse en un murmullo ronco, alimentando estos celos que me hacían sentir culpable y furioso al mismo tiempo; le dediqué la misma mirada llena de ferocidad que él a mí, aunque de manera inconsciente permanecíamos a lados opuestos de la habitación, ambos comprendiendo que si nos acercábamos más, terminaríamos por golpearnos en cualquier instante.
            - No puedo creerlo todavía – murmuré cerrando las manos en puños, ¡aquel era Matheo, maldición! - No puedo creer que la ames tú también.
            - Pues así es – espetó entre dientes, como si le doliera físicamente aceptar aquello en voz alta – Y de no ser por ti, probablemente ella podría corresponderme.
            Su última frase me arrancó el aliento, comprendiendo que él tenía razón: - Eso tenlo por seguro.
            - ¡Entonces decídete, imbécil! – me gritó otra vez – ¿No sentías como se aferraba a ti el día de hoy? ¡Con tanta desesperación y tanto anhelo que me estaba partiendo el alma!... ¡Agh, mierda!... Sabes bien que la única razón por la que no he hecho nada al respecto es por ti, pero comienzo a hartarme de ver la tristeza en sus ojos cada vez que la rechazas.
            - ¿Me estás amenazando? ¿Es esto un ultimátum?
            - ¡Por supuesto que lo es, me alegra que vayas comprendiendo! O te decides… o me decido.
            - ¡Que ni se te ocurra, Matheo!
Mi amigo soltó una carcajada sin humor que me heló la sangre: - ¡Vaya! Creo que es la primera vez que te escucho luchar por ella.
            - ¡Pues así será, hermano! – agregué reaccionando tan violentamente como Matheo había comenzado con aquella discusión – Lucharé contra quien sea, incluso contra ti, si es necesario… No hay ninguna decisión que tomar porque simplemente no puedo dejar de amarla; mi espíritu hizo esa elección incluso antes de que yo me diera cuenta – y fue al pronunciar las palabras que me di cuenta de lo ciertas que eran; estaba perdido, completamente extraviado, y Nessa era mi única salvación. No iba a poder vivir sin ella.

            La sonrisa de Matheo se ensanchó, reluciendo con verdadera alegría, aunque logré detectar un dejo de decepción en sus ojos: - Eso es lo que quería escuchar.

6 comentarios:

Alondra Martinez Guillen dijo...

Esos son amigos de verdad ñsadljsad Que bonito :3 owwww muy buena desicion Erik!!!

irais salazar cepeda dijo...

ohhh my god!!!! estuvo super ruda y hermosa a la vez su pelea ahhhh libro completo por fa!!! jajaja

Athena Rodríguez dijo...

¡Concuerdo con ambas!
Saludos ^_^

Viviana Barrera dijo...

Amo a Matheo y su relación es genial!!!! Me encanta como escribeeeeees!!!

jenny dijo...

Athena!!
Convence a Adriana de que Saque libro entero de Matheo y otro de Erick!!! Pliss
:D Los Amo <3
Saludos

Anónimo dijo...

Está nota de Adriana me ha encantado!! Es maravillosos dejarse envolver por cada línea que escribe. Y sí, yo también quiero más de Matheo y de Erick! Ya es 2015!! Qué ha pasado con esos libros?
Saludos desde México, D.F.